Segunda parte del festival SOS 4.8, una cita ineludible


Al igual que en la sesión musical del viernes, el recinto abrió sus puertas a las 12.00 del mediodía, hora en la que comenzó la rueda de djs que poblaron la pista SOS Club ininterrumpidamente hasta el cierre de la jornada del sábado. El escenario Jägermeister, copado en casi todas sus actuaciones por artistas nacionales, inició su movimiento con Parade, alias del músico murciano Antonio Galvañ, al que siguió la actuación de los mallorquines Antònia Font. Paralelamente comenzaba su actividad en el escenario Estrella Levante, el grupo de origen londinense Yuck, que con un sonido cercano al de bandas como Dinosaur Jr fueron una de las interesantes revelaciones del festival, luego le toco el turno a Bigott.

A las 20.45 iniciaba su actuación uno de los más inquietos agitadores del panorama musical, Matthew Herbert. Ofreció un espectáculo basado en su último álbum One Pig, que no dejó indiferente al público, electrónica hecha a partir de inusuales instrumentos y una coreografía de lo más inesperada. Seguido al ambiental sonido de Matthew Herbert, llegó el turno de los escoceses Mogwai en el escenario Estrella Levante. No defraudaron y dieron un concierto en el que las capas de sonido atmosférico se fusionaron con la psicodelia, trasladando la mente del allí presente a otro lugar.

Tras ellos, otra de las bandas cabeza de cartel, The Flaming Lips. Convirtieron el escenario en una auténtica fiesta cómo solo ellos saben dar, globos, confeti, muñecos o Wayne Coyne en su bola transparente no faltaron, la única pega, su corta duración. Mientras, en el escenario Jägermeister actuaron bandas como Klaus & Kinski; los irlandeses Delorentos; El Columpio Asesino, que con su hit Toro hicieron correr hacia la pista a gran parte del público; y La Casa Azul, con su habitual ritmo festivo y frenético, y una cuidada puesta en escena.

A poco de finalizar la sesión del sábado, el público tuvo que elegir entre la banda de Guille Milkyway y uno de los grupos españoles del momento, Love of Lesbian, prácticamente encargados de cerrar el escenario Estrella Levante debido a la baja de Feed Me. Las actuaciones en Jägermeister finalizaron con el concierto de los brasileños Cansei de ser Sexy y con el colectivo de djs y diseñadores de Yall.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *